Cómo la energía limpia está transformando el mundo, en 5 gráficos.


Imagen por: SEAN GALLUP/GETTY IMAGES

Tomado directamente de un importante proveedor de combustibles fósiles: La mezcla energética del mundo está cambiando, y está cambiando hacia los combustibles de baja emisión de carbono.

British Petroleum, el gigante británico del petróleo y el gas, dijo que los esfuerzos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la eficiencia están teniendo un efecto tangible en los mercados energéticos mundiales, con dos narrativas principales: la disminución del carbón y el rápido aumento del viento y la energía solar.

Éstos son algunos de los puntos más importantes del informe anual de BP:

La energía renovable es “líder principal de la transición energética”.

IMAGEN: REVISIÓN ESTADÍSTICA DE BP DE LA ENERGÍA DEL MUNDO

La generación de energía renovable creció un 14,1 por ciento el año pasado, según BP, que no incluye la energía hidroeléctrica en este grupo. Mientras que eso está ligeramente por debajo del promedio de 10 años, es aún la mayor cantidad anual.

La energía solar, en particular, subió un 29,6 por ciento, mientras que la energía eólica creció un 15,6 por ciento. La participación de las energías renovables en la mezcla energética global sigue siendo bastante pequeña, el 3,2% aproximadamente, pero el fuerte crecimiento del año pasado significó que casi un tercio del aumento en el suministro de energía se debió a fuentes solares, eólicas y otras.

IMAGEN: REVISIÓN ESTADÍSTICA DE BP DE LA ENERGÍA DEL MUNDO

China era la fuerza más grande en este sector. El país más poblado del mundo y emisor de gases de efecto invernadero más importante aportó más del 40 por ciento del crecimiento mundial de energía renovable en 2016, lo que le ayudó a superar a Estados Unidos como el mayor productor de energía renovable.

Las fortunas del carbón han tomado “una ruptura decisiva del pasado¨

IMAGEN: REVISIÓN ESTADÍSTICA DE BP DE LA ENERGÍA DEL MUNDO

Como muestran estos gráficos, el carbón apenas ha mostrado un pequeño descenso, y su desaparición no será pronto. Pero la industria del carbón se enfrenta a la presión de muchas partes que están contribuyendo a su declive a largo plazo, dijo BP.

El gas natural y, en menor medida, las energías renovables están reemplazando al carbón en el sector de la energía, ya que ambos se vuelven más accesibles y competitivos en función de los costos. Los límites gubernamentales más estrictos sobre las emisiones de carbono en muchos países, así como las normas sobre la contaminación del aire y el agua, también están alimentando el cambio más amplio del carbón.

Sin embargo, el mayor factor a corto plazo es, una vez más, China.

El país dijo el año pasado que cancelaría o postergaría los planes para 200 centrales eléctricas de carbón, y restringió el número de días que las minas de carbón pueden operar. Las medidas están destinadas no sólo a reducir la contaminación tóxica del aire urbano y las emisiones de carbono, sino también a reducir el exceso de capacidad en el sector del carbón de China.

IMAGEN: REVISIÓN ESTADÍSTICA DE BP DE LA ENERGÍA DEL MUNDO

En 2016, la producción china de carbón cayó un 7,9 por ciento – una caída récord -, mientras que el consumo de carbón disminuyó por tercer año consecutivo, cayendo un 1,6 por ciento. Los precios del carbón se dispararon en respuesta, en un 60 por ciento para el carbón térmico (el tipo utilizado en las plantas de energía).

Dado que China es el mayor consumidor mundial de carbón, esta dinámica se extendió al mercado mundial. Los precios mundiales del carbón más altos deprimieron aún más la demanda de carbón en el sector eléctrico, en beneficio del gas natural y de las energías renovables.

El consumo mundial de carbón cayó un 1,7 por ciento, mientras que la producción cayó un 6,2 por ciento, dijo BP. En el Reino Unido, la oferta y la demanda de carbón cayeron a niveles no vistos desde el inicio de la Revolución Industrial, hace casi 200 años.

Las emisiones de carbono y la demanda de energía son esencialmente planas

IMAGEN: REVISIÓN ESTADÍSTICA DE BP DE LA ENERGÍA DEL MUNDO

Nos estamos volviendo más eficientes en el uso de la energía. Los mercados energéticos mundiales experimentaron un débil crecimiento por tercer año consecutivo, y la demanda de energía aumentó apenas un 1 por ciento en 2016. BP atribuyó el “impulso incesante para mejorar la eficiencia energética” a la desaceleración.

El crecimiento económico relativamente lento fue otro factor, incluyendo una desaceleración de la producción industrial. Todo esto significaba que las emisiones de carbono eran esencialmente planas en 2016, dijo BP. Es el tercer año consecutivo en el que las emisiones de carbono apenas se han movido respecto al año anterior.

Los economistas de BP dijeron que no está claro si los últimos tres años señalan una “ruptura decisiva del pasado”, lo que significa que estamos en camino de limitar o revertir el calentamiento global, o tal vez la falta de crecimiento en las emisiones esta dado por factores cíclicos que se desenvolverán y podrán acelerar el rezago de llegar a niveles aun mas extremos de emisiones y con esto el calentamiento global.

POR: MARIA GALLUCCI

Dejar un comentario